¿Qué son las Misas Gregorianas?

Las Misas Gregorianas son  30 Misas consecutivas ofrecidas por el alma de una persona fallecida. Esta costumbre se remonta al Papa San Gregorio Magno (590-604), quien la hizo popular merced a una historia referida en sus Diálogos. Allí relata que Justus, monje fallecido en el convento de San Andrés en Roma, por quien San Gregorio había ofrecido la Misa durante 30 días consecutivos, acabada la treintena se apareció a sus compañeros monjes vivientes y les anunció que había sido librado de las penas del Purgatorio. Siguiendo este hecho significativo, la Iglesia siempre ha tenido en gran aprecio esta preciosa práctica espiritual.

Preguntas Frecuentes

No. Las misas gregorianas se aplican exclusivamente por el alma de alguna persona difunta. Si deseas solicitar una misa por una intención diferente puedes hacerlo aquí.

Estas Misas deben ser ofrecidas solamente por un alma, especialmente por quienes han fallecido recientemente.

La Misa Gregoriana se ofrece exclusivamente por el alma de la persona difunta por treinta días consecutivos, durante los cuales el sacerdote celebrante no puede aplicar Misa por otras intenciones estipendiadas. Por ello es que se suele solicitar una ofrenda: para ayudar al sustentamiento del sacerdote en su tarea pastoral y su vida cotidiana durante esos días (la ofrenda equivale a lo que se daría por treinta misas individuales). Es por eso que solicitamos 280 euros.

Su ofrenda es destinada a ayudar a sacerdotes misioneros que rezarán las Misas por sus intenciones, principalmente a sitios con especiales dificultades tales como pobreza o persecución contra la fe. También para colaborar con diversos proyectos misioneros. Así usted puede asociarse de modo real a los misioneros y beneficiarse espiritualmente de sus tareas apostólicas.

Si usted desea solicitar una Misa Gregoriana, por favor, complete el formulario que se encuentra mas abajo.

Una vez realizada la solicitud, le enviaremos un mail a su correo electrónico infromandole sobre el sacerdote que celebrará la Misa y el lugar donde se encuentra.

¡No se desanime! Ofrecer Misa por nuestros queridos difuntos es una de las obras más hermosas de misericordia espiritual; por ello le pedimos que, aunque no pueda efectuar una contribución económica, igualmente nos envíe el nombre de la persona por la que desea que recemos usando este formulario. Su pedido será incluido en la intención común de oraciones de nuestra comunidad.

Si no, también puede pedir una misa estipendiada por otra intención sin que necesariamente sea una misa gregoriana.

Pedir una Misa Gregoriana

Llene el siguiente formulario para pedir que se celebre 30 misas por el alma de un difunto. En la parte de “Nombre completo del difunto” especifique el nombre de dicha persona. Una vez concluido el envío nos pondremos en contacto por correo electrónico para comunicarle que sacerdote celebrará la Misa Gregoriana.


(El pago puede realizarse con tarjeta de crédito o débito de cualquier país)